Skip to content

Consumo de drogas en EE.UU. alcanzó su nivel más alto en casi una década

septiembre 17, 2010

A 8,7 por ciento subió el consumo de drogas ilegales en Estados Unidos en 2009 y alcanzó el nivel más alto registrado en ese país en casi una década. La marihuana fue el narcótico más demandado con 16,7 millones de consumidores, un 6,6 por ciento por encima del 6,1 por ciento de 2008.

La información se conoció por medio de un estudio presentado este jueves por la Administración de Servicios Sanitarios Mentales y de Abuso de Sustancias (Samhsa, por sus sigla en inglés), que obtuvo los datos en una encuesta sobre el uso de drogas y salud basada en entrevistas a unas 67 mil 500 personas.

Según el estudio, siete millones de estadounidenses podrían estar consumiendo drogas sin tener la prescripción requerida, en su mayoría fuertes medicamentos para el dolor. En este renglón, el aumento es del 20 por ciento comparado con el año 2002 cuando empezaron a llevarse estos registros.

“Aproximadamente 21,8 millones de personas de 12 años o más eran consumidores de drogas ilegales en 2009”, señaló la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas y Salud, que se publica anualmente.

Eso representa un aumento de 8 a 8,7 por ciento en esa franja de población que va desde los 12 años. En 2002, el porcentaje era del 8,3 por ciento.

La marihuana es la droga más consumida por los jóvenes y adultos estadounidenses y ello contribuyó a aumentar de forma sostenida la tasa de consumo general de drogas.

Unos 16,7 millones de personas consumieron marihuana al menos una vez cuando se realizó el sondeo, es decir, un 6,6 por ciento de los mayores de 12 años, respecto al 6,1 por ciento de 2009.

Mike Meno, portavoz del Proyecto Marihuana, un grupo que promueve la legalización y el uso médico de la hierba, aseguró que “el error aquí está del lado del Gobierno (estadounidense), porque durante años ha puesto la marihuana, una droga relativamente segura, al lado de otras peligrosas como la heroína”.

“Lo que el informe realmente muestra es que después de décadas de costosos esfuerzos policiales, el gobierno no ha logrado reducir la disponibilidad de la marihuana. Y la gente se está dando cuenta que la marihuana no es esa droga dañina que el Gobierno presenta”, afirmó.

En cuanto a la cocaína, el consumo se mantiene estable, en torno a un 0,7 por ciento de la población mayor de 12 años, es decir, 1,6 millones de personas, según la investigación del Departamento de Salud.

Los alucinógenos son consumidos por 1,3 millones de personas, el 0,5 por ciento de la población, incluidas 760 mil que tomaron éxtasis.

El director de la Oficina Nacional para Control de Drogas de EE.UU., Gil Kerlikowske, señaló que “los hallazgos de hoy son desilusionantes pero no sorprendentes (Â…) La actitud juvenil sobre el peligro de las drogas se ha suavizado en los últimos dos años. En el pasado eso frecuentemente ha señalado que vienen incrementos (en el consumo)”.

La administradora de la agencia estatal que elaboró el estudio, Pamela Hyde, indicó que existe una relación evidente “entre los problemas económicos y el consumo de droga”. Un 17 por ciento de los desempleados estadounidenses se drogan, frente al 8 por ciento de los estadounidenses que tienen un empleo a tiempo completo.

Un informe de la Oficina de Censo estadounidense, reveló este jueves que la pobreza en Estados Unidos  alcanzó en 2009 su nivel récord al aumentar a 14,3 por ciento, lo que equivale a 45 millones de personas en carencia, pese a las medidas  tomadas por el Gobierno de ese país para enfrentar la fuerte crisis económica.

Estados Unidos es el puente principal para el tráfico de drogas, lo que convierte a ese país el mercado más grande del mundo en materia de contrabando de sustancias ilícitas.

Según un estudio conjunto mexicano-estadounidense presentado en junio pasado, el 85 por ciento de la cocaína que llega a Estados Unidos pasa a través de México, donde el negocio del narcotráfico mueve hasta 29 mil millones de dólares al año.

El pasado mes de mayo el Gobierno del presidente de EE.UU., Barack Obama, se impuso la meta de reducir el consumo de drogas en un 15 por ciento entre los jóvenes y las muertes a causa del uso de sustancias ilícitas en un 10 por ciento. Sin embargo los resultados presentados por el estudio de la Samhsa muestran todo lo contrario.

xxx
Fuente: Telesur

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: